Anuncios

La remuneración en Wall Street llegaría a US$144.000 millones

Por Liz Rappaport, Aaron Lucchetti y Stephen Grocer

La remuneración total en las firmas de Wall Street va camino a superar récords por segundo año consecutivo, según una investigación de The Wall Street Journal.

Más de tres decenas de las principales empresas que cotizan en bolsa y empresas de servicios de inversión -entre las que están bancos, bancos de inversión, fondos de cobertura, firmas de gestión de dinero y mercados Bursátiles- van a pagar unos US$144.000 millones en remuneraciones y beneficios este año, lo que supondrá un incremento de 4% respecto a los US$138.900 millones de 2009, según el estudio. Se espera que los pagos suban en 26 de las 35 firmas.

Los datos muestran que los ingresos aumentarían en 29 de las 35 empresas encuestadas, pero a un ritmo más lento que la paga. Se prevé que la facturación de Wall Street se incremente 3%, de US$433.100 millones a US$448.300 millones, a pesar de una desaceleración en algunas actividades de alto perfil como el corretaje de acciones y bonos.

En conjunto, se espera que Wall Street pague 32,1% de sus ingresos a sus empleados, el mismo porcentaje que el año pasado, pero por debajo del 36% de 2007. Las ganancias, que se vieron deprimidas por pérdidas en los últimos dos años, se han recuperado desde la crisis de 2008. Pero las utilidades estimadas para 2010, de US$61.300 millones, de las firmas sondeadas están 20% por debajo del récord de US$82.000 millones de 2006. En el mismo período, la remuneración en las firmas consultadas se incrementó 23%.

“Hasta que el foco de estas instituciones no cambie de la generación de ingresos a la creación de valor a largo plazo para el accionista, vamos a ver estos extravagantes paquetes de pago y niveles de remuneración”, opinó Charles Elson, director del Centro Weinberg de Gobierno Corporativo.

Las firmas sondeadas señalaron que es demasiado temprano para comentar sobre los niveles de remuneración de 2010. Muchas explicaron que si no pagan adecuadamente a sus empleados, corren el riesgo de perder a los mejores.

Los números muestran que las firmas, beneficiándose de las bajas tasas de interés y de la fortaleza de los mercados internacionales, siguen basando su paga en las condiciones económicas y de mercado más que en el nivel de presión que reciben de los reguladores de Washington y de otros países.

Aun así, los políticos y los reguladores han tenido éxito en influir sobre la estructura de la remuneración, aunque no sus niveles. Han presionado para que se entreguen más retribuciones en acciones y otros instrumentos a largo plazo. Las firmas han hallado otras formas de limitar los riesgos que los empleados toman para obtener ganancias de corto plazo, algo exigido a las empresas que aceptaron fondos del gobierno de Estados Unidos durante la crisis financiera.

Muchas grandes firmas de Wall Street han saldado su deuda y ya no se tienen que aferrar a las normas sobre remuneración impuestas por el Departamento del Tesoro.

Sin embargo, tras la aprobación de la ley de reforma del sector financiero, muchas empresas que cotizan en bolsa están esperando reglas específicas. Estas normas, no obstante, no estarán escritas hasta dentro de varios meses.

“La actual ola de regulación está ayudando a que la remuneración se mantenga relativamente sin cambios”, dijo Steven Eckhaus, socio de la firma de abogados Katten Muchin Rosenman LLP.

Hay algunas señales de que los incrementos en los pagos se podrían estabilizar en los próximos trimestres. Las nuevas y estrictas reglas respecto a cuánto capital deben mantener los bancos podrían forzar a Wall Street a recortar las remuneraciones en un esfuerzo por preservar los retornos sobre el capital para los accionistas, consideran los analistas. Dado que Wall Street destina hasta la mitad de sus ingresos a compensaciones, reducir ese importante costo podría incrementar significativamente las ganancias restantes para los accionistas.

“Veo un panorama sin cambios en los próximos dos años” sobre la remuneración, indicó Roman Regelman, socio en la división de servicios financieros de la consultora Booz & Co. Más normas en negocios de alta rentabilidad como los derivados continuarán afectando la paga de los operadores, agregó.

Aunque los mayores ingresos a menudo implican remuneraciones más elevadas, no siempre se da así. En Citigroup Inc., 12% del cual sigue siendo propiedad del gobierno de EE.UU., los analistas proyectan que la facturación subirá este año alrededor de 4%.

La paga en el gigante bancario, sin embargo, probablemente caerá cerca de 8%, de acuerdo con la investigación. Lo contrario ocurre en Goldman Sachs Group Inc. y en Bank of America Corp., donde los analistas prevén que los ingresos caigan pero que las remuneraciones suban, según el estudio.

www.lanacion.com.ar

www.wsjamericas.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: