¿Qué les espera a los futuros de los commodities en 2011?

En esta época del año, es momento de hacer reflexiones y tratar de pronosticar que es lo que vendrá. El año 2010 va a ser recordado como el de recuperación parcial de la economía global, donde los países emergentes aprovecharon positivamente la coyuntura mientras que los desarrollados no lograron despegar, definitivamente.

La pujante demanda de China y del resto del BRIC ayudó positivamente al desarrollo del resto de los estados emergentes a partir de la subida del precio de los commodities que aportaron un exceso de oferta de reservas internacionales, lo que llevó a una fuerte apreciación de las monedas domésticas.
Al mismo tiempo, el mayor apetito por riesgo por parte de los inversores provocó un muy fuerte flujo de ingreso de capitales en estas economías en busca de rentabilidades extraordinarias en un contexto de tasas de interés históricamente bajas.
Por otro lado, las economías desarrolladas continuaron rezagadas en el crecimiento global por las consecuencias de la crisis financiera que se inicio en el mercado inmobiliario estadounidense y que se expandió al resto de los países expuestos a los instrumentos financieros de esos sectores.
En el mismo sentido operó la crisis fiscal y de deuda que tuvo su origen en la expansión del gasto público para estimular la demanda y salir rápidamente y que, sin lograr el objetivo deseado, hoy es el gran dilema de muchos estados de la Eurozona.
La falta de un plan integral en el Viejo Continente que permita alcanzar una solución de fondo a sus grandes problemas está inquietando a los inversores y los hacedores de política no logran un consenso en torno al camino a adoptar.
El próximo año nos espera que un contexto favorable para las economías emergentes, aunque no tanto como en 2010. El desarrollo de la crisis europea es el desafío preponderante en el corto plazo para poder descifrar si los países desarrollados podrán seguir el ritmo de crecimiento de la periferia. Al mismo tiempo, el elevado nivel de desempleo en los Estados Unidos atenta con la recuperación del consumo en la principal economía mundial.
Los commodities tienen oportunidades para seguir creciendo por varios motivos. En primer lugar, la economía de China seguirá pujante, lo que asegura una fuerte demanda.
A su vez, de lograrse una recuperación mayor a la prevista en las economías del centro podría operar en el mismo sentido. Por otro lado, los factores climáticos pueden limitar la oferta mundial de alimentos, lo que presionaría a los precios al alza.
Claro está que el desborde de la inflación en los países emergentes es el principal riesgo de 2011 ya que eso llevaría a medidas contractivas para evitar un sobrecalentamiento de la economía en varias zonas del mundo.
En fin, tendremos un 2011 con desafíos, con crecimiento económico, aunque algo ralentizado como consecuencia de la actual crisis de Europa que aporta incertidumbre más allá de la que los inversores estarían dispuestos a tolerar en otro contexto.

http://www.saladeinversion.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: