Uncategorized

El mercado londinense de cobre, copado por un único operador.

Por Tatyana Shumsky y Carolyn Cui

A medida que los precios de los bienes básicos alcanzan nuevos máximos históricos, la capacidad de unos pocos operadores de almacenar enormes cantidades de las reservas mundiales se encuentra bajo escrutinio.

El ejemplo más reciente se encuentra en el mercado del cobre, donde un único operador ha indicado que posee entre 80% y 90% del cobre almacenado en la la Bolsa de Metales de Londres, equivalente a alrededor de la mitad de las reservas de cobre registradas en las bolsas mundiales y valorado en unos US$3.000 millones.

El informe coincidió con los precios máximos alcanzados por el cobre el martes. Los precios de los commodities repuntaron a la par de las acciones. El Promedio Industrial Dow Jones subió 55,03 puntos, o 0,5%, a 11.533, su nivel más alto desde agosto de 2008. El crudo avanzó a su nivel más alto en más de dos años y superó los US$90 por barril en Nueva York. Y el maíz y la soya subieron ante la inquietud por el clima cálido en Argentina.

El cober alcanzó un nuevo récord de US$4,2705 por libra el martes en Nueva York y ha subido más de 28% este año. El contrato de cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cerró en US$9.353,50 por tonelada métrica, un alza intradiario de 1,6%, un nuevo récord.

J.P. Morgan Chase & Co. tenía recientemente una posición larga en cobre, si bien se desconoce si el banco estadounidense incrementó sus posesiones o si un nuevo participante del mercado ha asumido una posición dominante.

“Independientemente de quién lo posea, la única cosa relevante es que nos han dicho que una persona tiene una posición relevante”, afirma David Threlkeld, presidente de la consultora de metales Resolved Inc.

Mina de cobre Cerro Verde en el desierto de Atacama, cerca de Arequipa, Perú.
.Otros operadores individuales también controlan grandes cantidades de otros metales. Un operador mantiene hasta 90% de las existencias de aluminio negociadas en bolsas. En los mercados del niquel, zinc y aluminio, operadores individuales poseen entre 50% y 80% de esos metales, y una firma tiene entre 40% y 50% de las reservas de latón de la Bolsa de Metales de Londres.

Si bien las bolsas de commodities examinan todas las propiedades para asegurarse de que un único participante no está tratando de controlar el mercado, y muchas de las posiciones son propiedad de grandes firmas que operan en nombre de clientes, los grandes posesiones resultan en una concentración de propiedad que puede alterar los precios.

Al mismo tiempo, miles de nuevos inversionistas están inundando los mercados de bienes básicos, bien directamente o a través de fondos operadores en bolsas, o ETF, en busca de aprovechar el esperado aumento en los precios de las materias primas a medida que continúa la recuperación de la economía mundial.

Si bien las autoridades reguladoras de Estados Unidos están considerando restringir la cantidad de contratos futuros en posesión de un operador, no tienen jurisdicción sobre las posesiones físicas.

La Bolsa de Metales de Londres tiene estrictas reglas para impedir estrecheces de mercado pero no limita cuánto metal puede controlar un único operador. En vez de ello, la bolsa exige al controlador dominante que ponga a disposición el metal para periodos a corto plazo a márgenes de ganancia limitados. La bolsa londinense afirma que controla de cerca las posesiones individuales.

La demanda de cobre superará probablemente a la oferta este año en unas 455.000 toneladas métricas, según estimaciones de Barclays Capital. Los inventarios de cobre de la Bolsa de Metales de Londres han estado cayendo desde febrero.

El consumo está creciendo rápidamente en China, Brasil y EE.UU., y la creación de fondos ETF para mantener el metal físico está ayudando a impulsar la demanda. El martes, ETF Securities, un proveedor con sede en Londres, dijo que su recién lanzado ETF garantizado con cobre ha añadido unas 850,5 toneladas de cobre, un aumento de 43%, para alcanzar las 1.445,5 toneladas.

El mes pasado, la bolsa londinense informó que un único tenedor poseía más de 50% del cobre en ese mercado. Varias personas familiarizadas con el asunto identificaron a J.P. Morgan como el tenedor.

El martes, la Bolsa de Metales londinense indicó que un único tenedor controlaba hasta 90% de las reservas, sin mencionar la firma. La bolsa anuncia los datos con dos días de retraso, por lo que la posición creció el viernes pasado.

Mantener metales listo para su entrega en una bolsa no es una tarea barata para los operadores, que son responsables de pagar seguro, almacenamiento y costos de financiación. Y “el propósito final es encontrar a alguien que compre algo que usted ya ha comprado a un precio más alto”, afirma Threkeld.

El reciente auge de los precios de los metales ha permitido a los operadores comprar el metal físico, vender un contrato a futuro a un precio más alto y aún así obtener una ganancia tras pagar almacenamiento y seguro.

—Andrea Hotter contribuyó a este artículo.

http://www.wsjamericas.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s