Anuncios

EE.UU.: La única deuda que interesa de verdad

La deuda pública en Portugal y España nos ha tenido muy preocupados después de que lo hicieran la griega y la irlandesa. Mientras tanto, empezamos a poner el punto de mira en Bélgica.

Para variar quizá, ninguna de éstas es la que me preocupa principalmente. Puestos a alarmarse de verdad, hagámoslo con las que importan realmente, como la de los Estados Unidos, que ahora mismo está en los 14 trillones de dólares, un monto difícil de explicar e imposible de contar.

Si a esta cifra unimos las deudas de las familias, estados y bancos (el total de los EE.UU.), el valor sube a 55,5 trillones, es decir casi 180.000 dólares por cada ciudadano estadounidense. En comparación, la de cada portugués asciende a 49.000 euros y la correspondiente a cada español es de 79.000. Parece así que estas últimas son menos enervantes.

Volviendo al tema principal, mi preocupación viene por la decisión reciente de Timothy Geithner, secretario del Tesoro estadounidense, de escribir al Congreso pidiendo un aumento del límite de emisión, actualmente en los 14,29 trillones de dólares.

Es esa petición avisa a los miembros del Congreso de las consecuencias catastróficas si no dan su visto bueno. No veo el dramatismo que él cree que presenta esta coyuntura. Sin embargo reconozco que si para su país es “catastrófico” no poder aumentar su deuda, también debe serlo para España y Portugal el verse obligados a limitar su gasto.

No sé si a los medios les interesa realmente repetir la misma historia de una crisis esencialmente idéntica pero con diferentes participantes, pero con esta crisis soberana en Europa lo hemos visto exactamente igual. El guión es el siguiente y se repite de manera idéntica.

Las tasas suben, viene una agencia de crédito y baja la nota de la bonos soberanos del país. Como consecuencia las tasas suben más y los gobiernos se desdoblan en declaraciones, intentando evitar el agravamiento de la crisis y juran que todo está bien o va a mejorar, que no va a ser necesario recurrir a ayudas externas ni tampoco al FMI.
Las tasas de interés crecen unos días y bajan un poco en otros, para constatarse que, al final, ascenderán un poco más. Si en un fin de semana tenemos un primer ministro diciéndonos que no va a pedir auxilio, en otro se negocia el salvataje.

Este mismo guión fue el seguido por Grecia e Irlanda y eventualmente lo veremos en el caso de Bélgica, Portugal, España… ¿en qué país se terminará? Realmente, no hay razones para pensar que llegará a su punto final con Portugal o en España, o con Francia. Todos, sin ninguna excepción, padecen de una misma enfermedad llamada exceso de endeudamiento.

De momento, la solución pasa por encontrar dinero para que les presten a los países necesitados. Cuando éstos sean relativamente pequeños, tal vez, se pueda ir consiguiendo ese efectivo. Pero ¿cómo se hará para resolver el problema en el Reino Unido o en los Estados Unidos? ¿Quién tiene el monto necesario para solucionar esto?

Sería bueno discutir, desde ya, la única deuda que realmente interesa: la estadounidense, porque cuanto más tiempo le lleve a los políticos europeos hacerlo la banca del Viejo Continente estará en mayor riesgo. En este instante, ya padece una alta fragilidad por el riesgo de los países en cuestión.

El sistema financiero mundial se sirve de las deudas soberanas como reservas bancarias y base monetaria. Todo funciona basándose en la confianza siempre que las crisis sean del tamaño lo suficientemente pequeño como para no afectarla en todo el mundo. El problema de la necesidad de discutir la deuda que interesa es que la confianza ya está afectada.

http://www.saladeinversion.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: