Los bancos financiaron la fiebre de compras que se vivió en 2010.

Los bancos financiaron la fiebre de compras que se vivió en 2010.

Por: Alfredo Schramm.

El 2010 quedará marcado en la historia como el año de los récords con un crecimiento inédito de 14,5% de la economía paraguaya. Las ventas en los comercios explotaron durante prácticamente todo el año por la recuperación de la confianza de los consumidores y por las facilidades crediticias que ofrecieron los bancos, con dinero barato, fácil y abundante.

El informe consolidado 2010 del sistema financiero divulgado por el Banco Central del Paraguay (BCP) confirmó que los bancos fueron los grandes responsables por el “boom del consumo”; donde los créditos para este segmento se incrementaron en un 74% en términos interanuales.

Inmersos en una fuerte competencia y ante la necesidad de hacer trabajar el dinero, los bancos apelaron a todo tipo de estrategias para estimular el uso de las tarjetas como instrumentos de financiación de las compras.

Vulnerables, los consumidores coparon los supermercados, grandes centros comerciales, concesionarias de vehículos y hasta viajaron más al exterior. Artículos como los televisores plasma desaparecieron de los estantes de las casas de electrodomésticos cuando allá por mediados del año, la selección paraguaya participó del mundial de fútbol en Sudáfrica; otro de los artículos que se vendieron como nunca este año fueron las notebooks al facilitarse y abaratarse los costos de conexión a Internet.

TARJETAS

Desde finales del 2009, es muy común que la gente reciba en sus casas o en sus lugares de trabajo tarjetas con líneas habilitadas, sin que haya hecho un solo trámite para solicitarlas.

Esta estrategia es utilizada a modo de que el usuario se sienta tan “mimado” por su banco, al punto que sea incapaz de rechazar el “tentador” regalo, que más tarde puede convertirse en un dolor de cabeza, de ser mal utilizado.

AGRONEGOCIOS

Las inversiones bancarias siguieron concentrándose en los agronegocios (agricultura y ganadería), donde el saldo de la cartera del sistema trepó de 8 a 9,9 billones de guaraníes – más US$ 2.000 millones al tipo de cambio actual-. El comercio minorista y el mayorista también fue bien atendido por los bancos al igual que los sectores de servicios y la industria, quienes recibieron dinero abundante en el 2010.

Una cuestión de confianza

De acuerdo a analistas económicos, los números no hacen más que reflejar que los consumidores recuperaron la confianza hacia la economía, lo que a su vez recompuso el hábito de consumo de las familias paraguayas, apuntalando las inversiones que habían sido postergadas por la crisis vivida entre finales del 2008 e inicios del 2009, donde solo los gastos básicos como alimentación, fueron prioritarios.

La explosión del consumo se vio reflejada también en el boom de las inversiones del sector comercial; en el 2010 se habilitaron por los menos 5 grandes centros comerciales, cuya inversión sobrepasó los US$ 100 millones; habilitación en masa de supermercados, casa de electrodomésticos y de venta de materiales para la construcción. La inversión de las empresas, por su parte, alcanzó la histórica cifra de US$ 3.800 millones.

http://www.lanacion.com.py

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: