La Fed mantiene las tasas y continúa con el programa de compra de bonos .

Por Luca Di Leo y Jeffrey Sparshott

WASHINGTON (Dow Jones)–Las autoridades de la Reserva Federal decidieron el miércoles continuar con las compras de bonos del gobierno para impulsar la recuperación económica, a pesar de reconocer que la economía estadounidense se encuentra en mejor estado.

En su primera reunión del 2011 para establecer la política monetaria, los funcionarios del banco central votaron unánimemente a favor de continuar con el controvertido programa, por US$600.000 millones, de compras de títulos del Tesoro, pese a que tres de los cuatro miembros nuevos del Comité de Mercados Abiertos de la Fed, o FOMC, han criticado la medida.

El FOMC decidió dejar sin cambios la tasa interbancaria federal, entre el 0,0 y el 0,25%.

El apoyo logrado por el presidente de la Fed, Ben Bernanke, podría mejorar la efectividad del programa -que busca impulsar el crecimiento mediante el mantenimiento de bajas tasas de interés para los préstamos y el impulso de los mercados de acciones- al sugerir a los mercados que probablemente será finalizado.

.En la declaración emitida tras la reunión de dos días, las autoridades de la Fed destacaron algunos progresos en los gastos de los consumidores, al afirmar que estos “repuntaron a fines del año pasado”.

Sin embargo, reconocieron que la economía sigue siendo afectada por la alta tasa de desempleo, el lento crecimiento en los ingresos y la restricción en el crédito. Las empresas “siguen renuentes a aumentar las nóminas” y el sector de la vivienda “continúa deprimido”.

En su conjunto, las mejoras no fueron lo suficientemente sólidas como para generar un cambio de curso por parte de la Fed y los funcionarios reiteraron que esperan que las tasas de interés de corto plazo se mantengan cerca de cero por un período prolongado.

A raíz de la lenta recuperación a mediados del año pasado, cuando las tasas de corto plazo ya se encontraban cerca de cero, la Fed reanudó sus compras de bonos en noviembre del 2010 en un esfuerzo por mantener bajas las tasas de interés de largo plazo.

Sin embargo, a diferencia de la primera ronda de compras, por US$1,7 billones, para combatir la crisis financiera, el banco central sugirió que estaba listo a reducir el programa si la economía repuntaba.

Eso ya no parece probable. Ante las expectativas de que la tasa de desempleo permanezca alta y que la tasa de inflación subyacente siga baja por algún tiempo, el FOMC dijo que “continuará expandiendo sus tenencias de valores como se anunció en noviembre”.

La Fed ya ha comprado alrededor de US$200.000 millones en títulos del Tesoro estadounidense para expandir su hoja de balance. La entidad tiene programado completar el programa de compras en junio.

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Kansas City, Thomas Hoenig, se opuso durante todo el 2010 a la política de flexibilización monetaria de la Fed. Tres de los cuatro presidentes regionales de la Fed que este año comenzaron a tener derecho a voto en el FOMC -de los 11 miembros actuales- se han manifestado en contra de las compras de bonos: Richard Fisher de la Fed de Dallas, Charles Plosser de Filadelfia y Narayana Kocherlakota de Minneapolis.

http://www.wsjamericas.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: