El costoso adiós de Warren Buffett a Goldman Sachs.

Por David Reilly

Los accionistas de Goldman Sachs pagaron un alto precio por ser apuntalados por Warren Buffett durante la crisis. Ahora puede que les cueste otro tanto el ofrecerle que se vaya.

Mientras que a los inversionistas del banco se les hace la boca agua ante la perspectiva de que la Reserva Federal pronto dará luz verde a las firmas para aumentar los dividendos o recomprar acciones, los accionistas de Goldman podrían tener que esperar más tiempo que otros. Eso es así porque primero tiene sentido canjear los US$5.000 millones en acciones preferentes en poder de Berkshire Hathaway de Buffett teniendo cuenta su dividendo de 10%.

Aunque Goldman puede argumentar que su capital es elevado, es cuestionable si los reguladores le permitirán al mismo tiempo comprar la parte de Buffett y recomprar acciones muy por encima de lo que necesita para compensar la emisión de títulos para empleados.

Un acuerdo con Buffett significaría para Goldman pagar una prima de 10%, o US$500 millones encima de sus US$5.000 millones. También es probable que incluya un intento por recomprar garantes sobre 43.5 millones de acciones emitidas a Buffett como parte de su inversión durante la crisis. Esto daría lugar a un cargo de US$1.100 millones.

.Las deliberaciones de la Fed tendrán en cuenta el capital actual y también como la firma sobrelleva las últimas “pruebas de resistencia” y como se verá afectada por las nuevas normas de capital de Basilea. El último punto es particularmente importante ya que Goldman, al igual que su rival Morgan Stanley, tiene una gran cartera de carretaje y podría ver un fuerte incremento de los activos ponderados por riesgo utilizados para calcular medidas como la de capital común nivel 1. (Tier 1)

El año pasado, Goldman estimó que su ratio de capitalización sobre capital común sería alrededor de 8% con la nueva normativa. Eso está por encima del mínimo establecido en 7%, pero usar efectivo para comprar Buffett colocaría el ratio más cerca del límite inferior.

Un factor imprevisible es la capacidad de Goldman a tomar medidas para disminuir el impacto de las nuevas normas, tales como descargar o contrarrestar su exposición a activos que requieren cargas de capital elevadas. Credit Suisse ha pronosticado que estas podrían reducir a la mitad el abultamiento de activos ponderados por riesgo de la empresa. Además, dado que la nueva normativa tardará años en arrancar, Goldman sumará al capital a través de las ganancias que los analistas estiman alcanzarán más de US$10.000 millones en 2011, según FactSet.

La Fed probablemente querrá que las empresas se anden con cautela dado que las medidas para retornar capital serán vistas en el contexto de los últimos planes de rescate y la continua incertidumbre económica.

Pero incluso si la Fed es conservadora respecto a los desembolsos de efectivo, Goldman se beneficiará. Deshacerse de Buffett eliminaría una seria carga de capital costoso, cuyo pago de 10% reduce las ganancias atribuibles a los accionistas comunes y amortigua el retorno de capital sobre las acciones comunes. Excluyendo el pago de dividendos a Buffett, el rendimiento habría sido de 12,2% en 2010, en lugar de 11,5%.

Debido a los temores posteriores a la crisis sobre la capacidad de Wall Street para generar altos rendimientos, los inversionistas de Goldman deberían estar felices de dar dinero a Buffett.

http://www.wsjamericas.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: