El líder de NYSE Euronext será héroe o villano

Duncan Niederauer tiene mucho en juego en la fusión para crear la mayor bolsa mundial.

Por Aaron Lucchetti y Jacob Bunge

Cuando Duncan Niederauer asumió como presidente ejecutivo de NYSE Euronext, la matriz de la Bolsa de Nueva York (NYSE), dijo que no era partidario de hacer grandes acuerdos.

Tres años después, Niederauer está cerca de cerrar lo que probablemente vaya a ser la mayor, más controversial y tal vez última transacción de la bolsa.

NYSE Euronext y el operador bursátil alemán Deutsche Börse AG, de Fráncfort, continuaron las negociaciones durante el fin de semana para fusionarse y formar la bolsa más grande del mundo, que operaría más acciones y futuros que ninguna otra. Se espera que las empresas hagan un anuncio formal hoy.

El 60% de la compañía sería propiedad de los accionistas de Deutsche Börse y tendría su domicilio legal en Holanda, lo que implicaría que la Bolsa de Nueva York dejaría de estar oficialmente radicada en esta ciudad. Su junta directiva estaría formada por 17 miembros, 10 de ellos de la empresa alemana y 7 de la estadounidense, según fuentes al tanto de la situación.


Bloomberg News

Duncan Niederauer asumió como presidente ejecutivo de NYSE Euronext en 2007.
Hay mucho en juego para Niederauer, quien muchos observadores creen será la figura dominante en la nueva compañía. Si el acuerdo sale bien, este neoyorquino de 51 años podría estar dirigiendo una potencia bursátil global desde la sede de NYSE en los próximos años. Si sale mal, será recordado como el jefe de la bolsa que entregó una icónica institución estadounidense a extranjeros.

La identidad nacional de una posible nueva bolsa se está transformando en un asunto espinoso que Niederauer podría necesitar negociar tan cuidadosamente como las cuestiones regulatorias y los términos financieros del acuerdo.

El domingo, el senador demócrata por Nueva York Charles Schumer dijo que las palabras “Nueva York” deberían estar primero en el nombre de la compañía. En algunos informes del fin de semana se especulaba con que el nombre sería DB NYSE Group, pero los operadores de las bolsas negaron que se haya llegado a una decisión.

Niederauer anticipó algunas de las reacciones nacionalistas que aparecieron cuando las dos empresas anunciaron las conversaciones para fusionarse el pasado miércoles. Una persona que conoce su forma de pensar dijo que el ejecutivo decidió seguir adelante porque pensaba que la combinación sería beneficiosa para los accionistas y le daría la posibilidad de dirigir la mayor bolsa del mundo.

Algunos partidarios de la fusión han señalado que quienes causan revuelo por el hecho de que una compañía alemana absorba un bastión del capitalismo estadounidense no tienen en cuenta algo más importante: para sobrevivir a largo plazo, las bolsas necesitan unirse como una forma de recortar costos y competir con empresas nuevas más ágiles. Además, más de la mitad de los accionistas de la compañía combinada tendrá su base en Estados Unidos.

Hay un largo camino por recorrer antes de que Niederauer complete el acuerdo, que probablemente tendrá un valor de US$25.000 millones. Se espera que las juntas de cada una de las compañías voten hoy y la fusión también necesita la aprobación de los accionistas y los reguladores.

Un acuerdo con la Deutsche Börse sería un gran paso para los esfuerzos de Niederauer de empujar a NYSE Euronext más profundamente al negocio de los productos derivados, que se está expandiendo rápidamente y es más rentable que el corretaje de acciones. La bolsa alemana es un gran actor en el mercado de los contratos europeos de futuros, uno de los negocios más rentables para NYSE Euronext.

Que Niederauer haya decidido realizar una fusión es una señal de las dificultades que ha tenido la Bolsa de Nueva York desde el cénit que alcanzó durante el auge bursátil de los años 90. En la siguiente década, el dominio que mantuvo durante mucho tiempo sobre el corretaje de acciones comenzó a erosionarse a medida que los cambios regulatorios y la preferencia de los inversionistas por las operaciones rápidas le quitó negocios a la Bolsa de Nueva York que fueron a sus competidores electrónicos.

Niederauer fue contratado en 2007 para intentar detener el declive. Su desempeño ha tenido altibajos. En EE.UU., la Bolsa de Nueva York operó solamente 34% de las acciones que cotizan allí y que fueron vendidas o compradas el mes pasado, frente a 54% a fines de 2007 y más de 80% en el auge de este mercado.

La respuesta de Niederauer ha sido cumplir los recortes de costos prometidos por su antecesor, John Thain, en la fusión de 2007 con Euronext y al mismo tiempo invertir en tecnología para mejorar su capacidad y vender productos a otros mercados.

Desde fines de 2007, las acciones de NYSE han caído 56%.

http://www.wsjamericas.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: