Libia lleva al mercado a elevar las previsiones del precio del crudo.

Por Liam Pleven, Carolyn Cui y Guy Chazan

Los precios del petróleo llegaron a U$S100 el martes en Nueva York a medida que se extendían los combates en Libia y las petroleras seguían recortando su producción. La situación exacerbó los temores de una prolongada interrupción del suministro.

Los precios posteriormente retrocedieron para terminar la jornada en US$98,10 el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York, un alza de 2,8% que se suma a un avance de 8,5% el martes.

Fue la primera vez desde octubre de 2008 en que el crudo tocó la barrera de U$S100 en Estados Unidos. La cotización del petróleo en Londres, que a inicios de febrero ya perforó los US$100 por barril, cerró el miércoles a US$111,25 el barril, un salto de 5,2%,

La espiral alcista sigue ensombreciendo las perspectivas de la bolsa y los precios de las acciones cayeron en todo el mundo. El Promedio Industrial Dow Jones cedió 107,01 puntos, un 0,9%, y concluyó en 12.105,78 puntos con lo que culminó su peor jornada de dos días desde agosto.

Luego de más de un año de relativa calma en el mercado del petróleo, donde los precios oscilaron mayormente entre US$70 y US$85 el barril, los productores, los operadores y los consumidores tratan de evaluar las ramificaciones de la inestabilidad en Medio Oriente.

Los informes sobre los efectos de un caída en la producción libia se contradicen y los analistas están en desacuerdo respecto el impacto en el suministro mundial.

Hasta esta semana, la inestabilidad en Medio Oriente no había afectado a ningún productor importante de petróleo, lo que limitó la reacción del mercado. Ahora, los inversionistas tienen un ojo puesto en Libia y el otro en Argelia, otro productor significativo que, según algunos analistas, corre el riesgo de enfrentar disturbios similares. “Hasta ahora todo parece indicar que se trata de un shock de suministro de marca mayor”, escribieron los analistas de JBC Energy en Viena.

La petrolera francesa Total SA anunció el miércoles que comenzó a suspender la producción en Libia, siguiendo el ejemplo de otras compañías. Aproximadamente, un tercio de la producción diaria de petróleo libio está suspendida, de acuerdo con analistas. Países europeos como España, Francia e Italia, que dependen mucho del petróleo libio, podrían afrontar problemas logísticos en el corto plazo.

Otros miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) han prometido ayudar a sustituir la producción que se pierda. Pero el crudo de Libia es de una calidad particularmente alta. La mayor parte del petróleo marginal disponible de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos tiene un mayor contenido de azufre, lo que lo hace más difícil de refinar y transformarlo en gasolina.

Además, el petróleo del Golfo Pérsico demora mucho más en llegar a Europa que el proveniente de Libia.

A algunos les preocupa la posibilidad de que si Arabia Saudita y otros países se ven forzados a reemplazar la producción libia, el mundo tendrá menos margen para manejar otra crisis en la oferta, lo que podría disparar los precios del petróleo aún más alto.

Los analistas empezaron a considerar la posibilidad de que el precio suba mucho más. El crudo podría alcanzar US$ 150 por barril si se interrumpe la producción de Libia y otro gran exportador, advirtió Michael Wittner, jefe de investigación de commodities en las Américas de Société Générale. Si el segundo país fuera Argelia, un exportador más grande que Libia, los precios podrían trepar a un máximo de US$220 por barril, predijeron analistas de Nomura.

“Parece que 2011, donde la evolución del petróleo estuvo ligada inicialmente al crecimiento económico, ahora está dando paso a un escenario dominado por las preocupaciones sobre una interrupción del suministro”, dijo Ruchir Kadakia, de IHS Cambridge Energy Research Associates.

Esa amenaza ha inyectado una renovada volatilidad al mercado. El índice CBOE de Volatilidad en el Precio del Petróleo subió 34% en las dos últimas sesiones.

Muchos compradores de petróleo han aumentado sus coberturas ante el regreso de la volatilidad. “Estamos observando más actividades de cobertura no solamente de los productores de energía, sino también de la industria manufacturera en general”, manifestó Fred Demler, jefe de corretaje global de commodities para la firma de valores MF Global.

De todos modos, muchos operadores no creen que los actuales problemas se deteriorarán hasta el extremo de generar una crisis duradera en el suministro. Señalan que hay abundantes reservas estratégicas en los países occidentales, las que podrían ser liberadas.

Mientras que los precios están subiendo para los contratos a corto plazo, las cotizaciones para 2013 cayeron 0,6% en promedio en los dos últimos días, lo que sugiere que los compradores no están preocupados por el suministro futuro.

http://www.wsjamericas.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: