El terremoto de Japón resalta los problemas con las predicciones económicas

Por Kathleen Madigan

NEW YORK (Dow Jones)—El terremoto japonés es uno de esos golpes que descarrilan las predicciones económicas. Hasta que se conozca el alcance de los daños, la incertidumbre será la palabra clave para las perspectivas japonesas y quizás las globales también.

Los economistas pueden estar en lo cierto respecto a lo que dicen los fundamentos sobre el crecimiento futuro, pero nadie puede predecir un evento inesperado. Es por esto que las predicciones es mejor escribirlas con lápiz.

De hecho, la economía global ha tenido una buena cantidad de acontecimientos inesperados este año.

Los enfrentamientos en Túnez que se extendieron a lo largo de Medio oriente impulsaron a los precios del petróleo a niveles inesperados. El capítulo más reciente de esa historia ha sido las protestas del viernes en Arabia Saudita. Los altos precios de los alimentos están reduciendo los presupuestos de hogares en todo el mundo y En EE.UU. la posibilidad de que el gobierno se quede sin dinero para funcionar no puede ser descartada.

Ahora Japón, que apenas había hilvanado una débil recuperación, tendrá que lidiar con las consecuencias del terremoto más fuerte en golpear al país en al menos tres siglos.

Apenas la semana pasada, economistas de J.P. Morgan Chase & Co. señalaban que el producto interno bruto de Japón estaba en recuperación, lego de contraerse en el cuarto trimestre. La producción industrial había aumentado por tres meses consecutivos y una encuesta a pequeños negocios mejoró las expectativas.

El crecimiento en la tercera economía del mundo seguramente será golpeado a corto plazo por el terremoto y el maremoto. La reconstrucción ayudaría al crecimiento posteriormente.

Las labores de construcción, sin embargo, sumarán incertidumbre a la fortaleza de la perspectiva global, ya que mantendrá la presión sobre los precios globales de los commodities. Otra incertidumbre es cómo financiará Tokio la recuperación, ahora que la deuda pública del país ya asciende a 200% del PIB.

La tragedia resalta lo interconectadas que se encuentran las economías actualmente. Compañías que van desde Volvo AB, pasando por Nokia Corp. y UBS AG hasta Novartis AG. Emitieron anuncios sobre sus operaciones en Japón.

Los mercados de divisas reaccionaron rápidamente a medida que los corredores apostaban a un aumento del yen bajo la premisa de que se repatriarían fondos a Japón. Las acciones de las reaseguradoras europeas, que probablemente tendrán que pagar sus pólizas de daños, recibieron un fuerte golpe el viernes.

Estas conexiones muestran que un desequilibrio en una sección puede viajar rápidamente a lo largo del resto del mundo. Lo único seguro sobre el futuro es la incertidumbre.

http://www.wsjamericas.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: