Anuncios

La Fed mantiene su política monetaria sin cambios .

WASHINGTON (Dow Jones)–La Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo el martes intactas sus políticas de dinero fácil en momentos en que los mercados se tambalean tras una serie de acontecimientos a nivel global que podrían afectar la recuperación económica estadounidense, la que, según las autoridades del banco central, está justo comenzando a afianzarse.

Tras su reunión de política monetaria, los funcionarios de la Fed destacaron el martes las continuas mejoras en los gastos del consumidor en medio de un panorama ligeramente mejor para el sector laboral de Estados Unidos.

Los funcionarios de la Fed dijeron que el pronunciado ascenso en los precios internacionales de los bienes básicos está ejerciendo una presión alcista sobre los precios. Agregaron que, si bien seguirán de cerca la evolución de la inflación, esperan que las alzas en los precios del petróleo sean transitorias.

Aunque no mencionaron directamente el terremoto y tsunami en Japón, el devastador desastre natural ha añadido un elemento más a la lista de riesgos sobre las perspectivas de la recuperación económica de Estados Unidos. Desde la última reunión del Comité de Mercados Abiertos de la Fed, el 25 y 26 de enero, las alzas en los precios del crudo se han acelerado a medida que crecen las preocupaciones por los disturbios en el norte de África y el Medio Oriente.

El FOMC, como se conoce al comité, dejó sin cambios las tasas de interés, entre el 0,0% el 0,25%.

Por otra parte, la consternación sobre la deuda soberana en la zona euro también continúan afectando al mercado.

Los funcionario de la Fed dejaron de caracterizar el proceso hacia sus dos objetivos de baja inflación y bajo de desempleo como “decepcionantemente lento”, como lo hicieron en enero. Pero dado el cauteloso panorama emitido, los funcionarios de la Fed votaron unánimemente a favor de mantener vigente el programa de compra de bonos del gobierno y mantener el compromiso de que las tasas de interés se mantendrán cercanas a cero por un “período prolongado”.

Desde el terremoto en Japón, los mercados financieros han aplazado sus expectativas sobre cuándo la Fed podría elevar las tasas de interés. Los contratos a febrero del 2012 sobre la tasa interbancaria federal, que miden la expectativas para la reunión del Comité de Mercados Abiertos de la Fed a finales de enero del año próximo, actualmente descuentan una probabilidad de justo el 20% de que la Fed eleve su tasa al 0,5%. El jueves pasado, un día antes de que ocurriera el terremoto, el mercado descontaba una probabilidad del 52%.

La Fed destacó que el gastos del consumidor, un motor clave para el crecimiento de la economía de Estados Unidos, aún se estaba expandiendo, y que las condiciones del mercado laboral estadounidense “parecen estar mejorando gradualmente”. La tasa de desempleo cayó en febrero al 8,9% desde el 9,4% en diciembre, pero el crecimiento es poco probable que sea lo suficientemente fuerte en los próximo meses para producir un pronunciado descenso en la tasa de desempleo.

Comparado a enero, el banco central modificó ligeramente su declaración para reflejar los pequeños aumentos en los indicadores de precios. Sin embargo, a pesar del aumento pronunciado en los precios de los alimentos y el petróleo -y el reciente incremento en un indicador de dónde esperan los consumidores ver los precios en los años venideros- la Fed dijo que la inflación subyacente es “moderada” y repitió que “las expectativas de inflación a un plazo más largo han permanecido estables”.

A diferencia del Banco Central Europeo, el cual ha enviado señales de que probablemente elevará las tasas en abril para evitar que los precios más altos del crudo generen inflación, la Fed también está preocupada de que los altos precios de la energía puedan impactar negativamente al crecimiento económico al afectar el gasto de los consumidores. En su testimonio ante el Congreso al comienzo del mes, el titular de la Fed, Ben Bernanke, puso el mismo énfasis en ambos riesgos.

Los economistas encuestados por Macroeconomic Advisers esperan que los mayores precios del petróleo, junto con las perspectivas de mayores recortes en los gastos del gobierno de lo que se anticipaba, resten medio punto porcentual a su proyección de un crecimiento económico del 3,7% para este año.

El impacto del terremoto en Japón es más difícil de determinar. Pero lo que ya es evidente es que la incertidumbre sobre los riesgos nucleares y cómo el terremoto y tsunami en Japón golpearán a la economía mundial está repercutiendo en los mercados financieros globales. El costo de asegurar la deuda del gobierno, por ejemplo, ha aumentado drásticamente tanto en Japón como en Europa, en tanto los inversionistas muestran preocupación sobre los altos niveles de deuda soberana en ambas regiones.

http://www.wsjamericas.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: