Europa sube hasta 0,8% y Tokio ganó 2,7% tras mensaje del G-7

Las principales bolsas europeas suben después de que el Grupo de los Siete países más industrializados del mundo aplacaron el nerviosismo de los mercados tras el desastre en Japón, con una intervención coordinada para frenar el ascenso del yen. Sucede después de un intervalo en terreno negativo luego de que el banco central de China elevó los requerimientos de resevas bancarias en 50 puntos básicos. Antes el Nikkei avanzó más de 2% también por el apoyo del G-7.

Los inversores tampoco pierden de vista y son prudentes por la incertidumbre que aún genera la crisis nuclear nipona y la escalada de la tensión en Oriente Medio después de que Naciones Unidas aprobó el uso de la fuerza militar en Libia.

“La intervención del G7 está calmando a los mercados pero todavía necesitamos varios días para comprobar que lo peor ya ha pasado”, dijo Giles Watts, responsable de renta variable de City Index en Londres. “Está ayudando al sentimiento y los valores sensibles al riesgo están empujando. Pero el optimismo será limitado hasta que haya resoluciones firmes sobre la crisis nuclear japonesa y la situación en Oriente Medio, y puede suceder cualquier cosa este fin de semana”, agregó.

Más temprano, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró con una ganancia de 2,72%, debido sobre todo al anuncio de una intervención concertada del G7 en el mercado de divisas frente a la subida del yen y a que no han llegado más malas noticias de la central de Fukushima.

Al cierre, el índice Nikkei 225 de los principales valores ganó 244,08 puntos hasta los 9.206,75 puntos. No obstante durante toda la semana el Nikkei perdió 10,22% debido al sismo del 11 de marzo y al posterior tsunami que golpeó el nordeste de Japón, una catástrofe que se ha visto agravada por una serie de accidentes nucleares en la central de Fukushima (nordeste).

La recuperación del viernes se debe a la acción de los países del G7 que se pusieron de acuerdo por la noche para lanzar una acción concertada con el fin de parar la vertiginosa subida de la divisa nipona que alcanzó la víspera su nivel más alto frente al dólar desde el final de la guerra.

El anuncio del G7 se tradujo inmediatamente en una caída de la moneda japonesa, lo que llenó de alegría a los inversores, que se precipitaron sobre las acciones de los grupos exportadores nipones. El encarecimiento del yen castigaba a las empresas japonesas que operan en el extranjero, un problema adicional en un momento de gran dificultad por el descenso de la actividad como consecuencia de la catástrofe natural del 11 de marzo.

El índice ampliado Topix, que engloba todas las acciones de la primera sección, recuperó por su parte 19,59 puntos (2,42%) el viernes y quedó en los 830,39 puntos. La actividad fue elevada, con un volumen de 3.180 millones de acciones intercambiadas en el primer mercado.

http://www.ambito.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: