Anuncios

El dólar sube por los discursos restrictivos de la Fed

Andrew Robinson, Analista de Divisas, Saxo Bank

La sesión asiática tuvo como plato principal el discurso de Richard Fischer, el miembro de la Fed que insistió que votaría contra cualquier extensión de la relajación cuantitativa más allá de junio, pero el mercado estaba de buen ánimo para hacer repuntar al dólar justo después de sus declaraciones.

Al margen de eso, los volúmenes han sido de nuevo decepcionantes y los rangos bastante estrechos.

El dólar neozelandés mostró resistencia sorprendente a pesar de la fuerte caída en los permisos de construcción en febrero (descendieron un 9,7% mensual cuando se esperaba una caída del 1%, mientras que el dato anterior revisado era un aumento del 9,1%), aunque no hay dudas que el terremoto-tsunami jugó un papel importante en el dato y los traders están intentando filtrar bien los datos.

Los datos del resto de la sesión se centraron en la producción industrial japonesa, que arrojó mejoras a las expectativas (aunque siguen siendo datos de febrero, previos al terremoto y tsunami japonés), al tiempo que las vacantes laborales en Australia mostraron datos mixtos: las vacantes cualificadas de DEWR subieron en marzo un 0,6% mensual (el primer número positivo desde septiembre) y las generales cayeron un 1,7% trimestral.

Ayer tuvimos otra sesión mixta para el dólar, y vimos fortaleza en la divisa gracias a los comentarios restrictivos de Bullard, en parte moderados por algunos datos en los Estados Unidos ligeramente decepcionantes. Bullard, un histórico y notable partidario de la relajación, se volcó a favor de un recorte del alivio cuantitativo 2 y prevé una subida de tasas “en un futuro no demasiado distante”. Tras los comentarios similares de sus colegas (y también de Fisher hoy mismo), fue suficiente para forzar un repunte de los tasas en los Estados Unidos. A modo de reacción, el dólar-yen se propulsó por encima de los máximos post-intervención y de la media móvil de 55 días. El euro se mantuvo firme luego que los datos de IPC de marzo cumplieran con las previsiones y los mercados vieran probable un incremento de tasas en la siguiente reunión del Banco Central Europeo (BCE). Stark y Mersch se mostraron a favor de la normalización de la postura de tasas laxas. El índice S&P rebajó la calificación de Portugal y Grecia de nuevo, pero esta vez el impacto fue limitado.

Respecto a los números en los EE.UU., los precios de la vivienda monitorizados por el índice S&P/CaseShiller cayeron menos de lo esperado (0,22% mensual contra el 0,44% pronosticado), pero la confianza de los consumidores defraudó en marzo: paso de un alza del 72,0 al 63,4, cuando el número estimado era de 65,0. La subasta bonos a 5 años por 35.000 millones de dólares fue bien recibido, con el ratio de cobertura subiendo hasta 2,79 sobre un 2,69 anterior. También vimos una rentabilidad superior, del 2,26%, comparada con el 2,19 previo. Para esta jornada se espera una subasta de bonos a 7 años por 29.000 millones de dólares. Además de eso, figuran en la agenda estadounidense los recortes laborales medidos por Challenger y la encuesta de empleo privado ADP.

Sala de Inversión

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: