Anuncios

La política antiinflacionaria del BCP disparó costo del dinero

La decisión del Banco Central del Paraguay (BCP) de aumentar sus tasas de interés encareció 49% el crédito al sector productivo. Se elevó de 7,51% en promedio a 11,22%, al cierre del mes de febrero.

El Banco Central del Paraguay (BCP) se mantuvo en la postura de que las subas de tasas de interés que realizó no inciden en el costo del dinero para los sectores productivos de la económica, sino que solo desalienta en consumo. Sin embargo, el sector que más fue afectado es el productivo, considerando que las tasas de interés aumentaron significativamente, en promedio, para el sector productivo, según el informe de la Superintendencia de Bancos.

La tasa de interés promedio de los créditos conocidos como de desarrollo a plazos menores de un año se ubicaba en 11,02% al cierre del mes de febrero, frente a la tasa de 6,02% que se encontraba al cierre de febrero del año anterior. Mientras que los de plazos mayores de un año llegan al 11,43%, frente a la tasa de 9% que se registraba en febrero del año pasado.

Con estos índices, el promedio observado al cierre de febrero de este año llegó a 11,22%, frente a la tasa de interés media de 7,51% registrada al cierre de febrero del año anterior. Esto representa un encarecimiento del 49% de los créditos para los sectores productivos de la economía. En contrapartida, el promedio general de las tasas de interés de todos los créditos mostró sólo un encarecimiento del 11,5%.

Los números indican, a diferencia de lo que el BCP sostiene, que el sector más afectado fue el productivo y no el crédito de consumo, ya que la tasa de interés para los préstamos de consumo a plazos mayores de un año se ubicaron en 26,9% al cierre de febrero de este año, frente a la tasa de 25,79%, en promedio, que se ubicaba al cierre de febrero del año anterior.

Vale decir, los créditos de consumo se encarecieron sólo en un 4,3% en el lapso de un año, mientras que los fondos productivos se encarecieron proporcionalmente 10 veces más. Mientras tanto, la tasa de interés cobrada por el financiamiento a través de tarjetas de crédito experimentó una reducción, lo que refleja más fielmente que la política antiinflacionaria del BCP, más afecta a la producción que al consumo.

La tasa media de las tarjetas de crédito al cierre de febrero del año pasado se ubicaba en 43,41% y bajó a un promedio de 43,19% al cierre de febrero de este año.

EXTEMPORÁNEA. Los indicadores oficiales se encuentran el la misma línea que realizó el economista Manuel Ferreira Brusquetti, días pasados, cuando afirmó que la reacción del BCP para combatir la inflación fue extemporánea y que afectará el dinamismo de la economía, porque lo único que logró fue el encarecimiento de los créditos para el sector productivo.

La tesis que manejan los economistas es que la alta inflación registrada en este momento es por shock de ofertas y no por un exceso de liquidez en el mercado. En efecto, la escasez de algunas frutas y verduras tuvieron un fuerte impacto en la tasa de inflación al cierre del primer trimestre del año.

ESTRATEGIA NO LOGRA CONTENER EL ALZA DE LOS PRECIOS

La decisión del BCP de aumentar las tasas de interés de los instrumentos de regulación monetaria (IRM) no logró controlar los precios de productos de la canasta familiar, ya que la inflación interanual está por encima del índice meta del BCP que establece como máximo una inflación del 7,5%.

La tasa de inflación interanual es, según los datos al cierre del primer trimestre del año del 10,3%. Si solo se considera la tasa de interés de los alimentos fue del 19% y de más de 22,3% si se excluye el rubro frutas y verduras.

En el resultado del último informe, la tasa de inflación alcanzada, de 1,7%, está explicada en más del 70% por los aumentos de precios verificados en la agrupación alimentación.

Dentro de esta última agrupación se destaca la suba de precio de la carne vacuna, comportamiento que responde en gran medida a la buena cotización del rubro en el mercado internacional.

En los rubros cárnicos, también se verificaron incrementos en los precios de los sustitutos de la carne vacuna, como las identificadas en las menudencias vacunas, carne de aves, carne de cerdo, carne de pescado, hamburguesa, paté de hígado y embutidos. También subieron precios en derivados agrícolas.

Ultima Hora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: