Anuncios

América Latina, tierra fértil para los fondos de cobertura

Por Paulo Trevisani

Mientras reguladores de todo el mundo debaten cómo vigilar los fondos de cobertura, los inversionistas tradicionalmente agresivos ya enfrentan reglas estrictas en América Latina, incluso en mercados donde fuerzas macroeconómicas pueden estar conspirando contra ellos.

El sector notablemente poco regulado, conocido por asumir grandes riesgos a cambio de ganancias jugosas, estuvo en el ojo de la tormenta de la crisis financiera y desde entonces, autoridades de Estados Unidos y Europa han debatido planes para supervisarlo. Entretanto, la industria se ha abierto camino en América Latina, donde las incertidumbres económicas nunca faltan y la tradición de una regulación estricta del mercado en la mayor economía en la región no ha discriminado a los fondos de cobertura.

Víctor Hugo Rodríguez
.
“La región tiene políticas macroeconómicas saludables, personas talentosas y reguladores inteligentes”, dice Víctor Hugo Rodríguez, venezolano educado en EE.UU. y presidente de la junta del nuevo capítulo latinoamericano de The Hedge Fund Association, entidad sin fines de lucro que hace lobby a favor de los fondos de cobertura. Una combinación de compañías con “enormes flujos de caja” y una creciente población de “personas ricas” hacen que la región sea un campo fértil para el crecimiento de los fondos de cobertura, dice Rodríguez.

Brasil, que atrae la mayor parte de la inversión extranjera que recibe América Latina, obliga a todos los fondos a inscribirse en el ente regulador local y producir resúmenes de cuenta regulares de sus inversiones, algo parecido a lo que los legisladores estudian para EE.UU. Las apuestas apalancadas —una típica operación de fondo de cobertura en la cual se usa dinero prestado para comprar valores— están limitadas en Brasil, porque los fondos de inversión no pueden tomar prestado dinero.

Pero la Comisión de Valores Mobiliarios —el ente regulador de Brasil— y la Asociación Brasileña de Entidades Financieras y de Mercados de Capital, o Anbima, siguen de cerca las carteras de fondos de cobertura en Brasil. Las autoridades guardan en secreto los datos por unos 90 días, tras lo cual difunden los números.

De hecho, las autoridades brasileñas oficialmente consideran a los fondos de cobertura “fondos multimercados”, y como tales pueden invertir en lo que crean adecuado. Sin embargo, los fondos abiertos en este grupo mayor, que cobran una comisión por desempeño, son considerados fondos de cobertura por la comunidad financiera.

Ese grupo selecto contaba con US$25.210 millones en activos al 2 de mayo, según Anbima. Los números palidecen respecto de homólogos estadounidenses, cuyos activos según algunos cálculos se acerca a US$1 billón (millón de millones). Pero los datos de la asociación muestran un aumento sustancial comparado con activos de aproximadamente US$14.286 millones en abril de 2009, el punto más bajo de la crisis financiera. Desde ese año, los activos han crecido todos los años, excepto en 2008. Pero el rendimiento ha disminuido últimamente.

El gasto gubernamental y otros factores inflacionarios, como un mercado laboral ajustado y una expansión económica, han hecho que el banco central eleve sus tasas de interés a 12%.

Con un pronóstico de inflación inhóspito, las inversiones seguras en renta fija “seguramente serán atractivas en Brasil por un tiempo”, dijo Otavio de Magalhaes Coutinho Vieira, jefe de inversión de la firma de gestión de fondos Safdie, controlada por el suizo Banque Safdie SA.

Incluso una reciente alza impositiva en esta clase de inversión extranjera puede no ser suficiente para detener el flujo: Brasil recibió US$1.400 millones en inversiones de cartera extranjera en marzo, frente a US$1.100 millones el mes previo, según el banco central.

Algunos gerentes de fondo buscan motivar a los inversionistas a ver más allá de Brasil.

Aunque las economías de mayor crecimiento en la región también lidian con presiones inflacionarias, las tasas en la mayoría de América Latina son de un solo dígito, dando más margen a los fondos de cobertura. “Las tasas de interés en Colombia, Perú, Chile, Argentina, ni se acercan a las de Brasil”, dijo Daniel Osorio, quien dirige la firma de inversión Andean Capital Management en Colombia.

Osorio, graduado de la Universidad de Duke que ha trabajado en Solomon Brothers, abrió su firma en Bogotá a inicios de 2008, poco antes de la intensificación de crisis financiera. Cree que la comunidad de inversionistas se está perdiendo oportunidades fuera de Brasil.

Dijo que el sector de fondos en Colombia y otros países sudamericanos está “bastante regulado”, y las autoridades están tratando de “modernizar” su sector financiero con políticas favorables al mercado. Su fondo no está obligado a informar diariamente sus actividades a reguladores.

Osorio se negó a revelar detalles financieros sobre su firma, aduciendo que algunos de sus clientes son personalidades de alto perfil en Colombia que exigen discreción, pero dijo que los retornos han sido robustos y fácilmente superan rendimientos locales de renta fija. Dijo también que ACM tiene clientes de otros países, incluso EE.UU., Canadá y China, muchos interesados en el auge de materias primas, al ser Colombia un principal exportador de carbón, entre otros minerales.

WSJ Americas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: