Volatilidad y alza de precios de productos básicos desafían a economías de América Latina

(21 de mayo, 2011) La nueva escalada de precios registrada en los últimos meses por los productos básicos, especialmente agrícolas, minerales y energéticos, genera incertidumbre y representa un obstáculo a la inversión y acumulación sostenida de capacidades tecnológicas y productivas en los países de América Latina y el Caribe, alertó la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, durante una visita de dos días a Buenos Aires, Argentina, que culminó anoche.

Bárcena fue la oradora principal en el segundo día del Taller de trabajo G-20 sobre commodities (productos básicos) en la capital argentina, que reunió a autoridades ministeriales de las áreas económica, agrícola y energética de los países de ese conglomerado, además de altos funcionarios de organismos internacionales.

La máxima representante de la CEPAL indicó que la volatilidad de precios de los productos básicos es un desafío a la creatividad en materia de políticas económicas en la región. Recalcó, sin embargo, que las implicancias exactas de este fenómeno para cada país dependerán de si son exportadores o importadores netos de estos productos.

Los índices de precios de alimentos estimados por varias organizaciones, incluyendo la FAO, saltaron alrededor de 30% entre junio y diciembre de 2010, marcando un nuevo máximo en enero de 2011. Las alzas en los precios del trigo y maíz (94% y 64%, respectivamente, entre junio y diciembre de 2010) afectaron fuertemente a las economías de América Latina y el Caribe. En tanto, los precios de minerales y de la energía se han incrementado de manera aún más rápida.

“Las alzas de precios tienden a incrementar las presiones inflacionarias, reducir el consumo de alimentos por parte de los segmentos más pobres de la población y generar desequilibrios insostenibles en las cuentas corrientes de los países”, dijo Bárcena.

En este escenario, los posibles efectos del cambio climático constituyen también otra fuente de incertidumbre que desincentiva la inversión, advirtió.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL recomendó la implementación de políticas para paliar el impacto de la volatilidad y el alza de precios de productos básicos en al menos tres áreas: comercio, producción y macroeconomía.

En el ámbito comercial se debe fomentar la coordinación internacional para evitar escasez de alimentos en países importadores y frenar la inestabilidad tanto en exportadores como importadores, dijo. En materia de producción aconsejó incrementar la productividad agrícola y reducir la vulnerabilidad en la demanda de consumo.

En el área macroeconómica, la funcionaria sugirió medidas que permitan preservar la competitividad industrial y fomentar el empleo, controlando al mismo tiempo la inflación y la volatilidad de precios.

Durante su exposición, Bárcena recordó la llamada tesis Prebisch-Singer sobre la tendencia al deterioro de los términos de intercambio de los países en desarrollo y destacó la importancia de profundizar la convergencia productiva con innovación, ciencia y tecnología y con políticas productivas e industriales activas.

Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: